Artículos

EL QUE VIVE CON MIEDO NUNCA SERA LIBRE

 COMUNICADO DE LA CSPA

 

 

Estimados afiliados y simpatizantes,

 

Hemos tenido conocimiento de que algunos representantes de los sindicatos que componen la Coordinadora Sindical Estatal (UGT, CCOO y USO) están lanzando mensajes a los trabajadores de la Dirección de Navegación Aérea de ENAIRE con el claro objetivo de mantener su “estatus” de organizaciones privilegiadas en la relación con la empresa. Intentan, con mentiras y mensajes amenazadores, que los trabajadores de ENAIRE no minervaejerzan su libre derecho a decidir quiénes van a ser sus representantes en las próximas elecciones sindicales. En algún caso han llegado incluso a afirmar que pueden ser sancionados si se realiza la promoción de elecciones por parte de los trabajadores, estando este derecho recogido claramente en el Artículo 67 del Estatuto de los Trabajadores. No quieren que en ENAIRE otros sindicatos profesionales o minoritarios, no pertenecientes a la casta sindical, adquieran relevancia y les puedan desbancar.

 

Para mantener su actual posición predominante dentro del nuevo marco empresarial creado tras la disolución de Aena, el inicio de funciones de ENAIRE E.P.E. como Proveedora de Servicios de Navegación Aérea y el de Aena S.A. como gestor aeroportuario, los sindicatos UGT, CCOO y USO llegaron a un acuerdo en el pasado mes de febrero para promover elecciones conjuntas en ambas empresas, lo que es contrario a la legislación, ya que la ley especifica que las elecciones a representantes de los trabajadores se han de convocar inequívocamente por empresa y centros de trabajo de la misma. Como ya es bien conocido, en estas elecciones se están unificando los censos de los trabajadores de las dos empresas. Dicho acuerdo está siendo incumplido por los propios sindicatos firmantes: Por un lado, CCOO y USO, promoviendo elecciones conjuntas para las dos empresas, y por otro UGT, en función de su interés puntual, promoviéndolas por separado. Esta situación ha creado un conflicto entre ellos, llevándolos a enfrentamientos en laudos arbitrales. UGT aduce por su parte, que no puede cumplir el acuerdo firmado por ser éste contrario a la ley.

 

Es conveniente recordar aquí, cual fue el resultado de las negociaciones entre AENA y la Coordinadora Sindical Estatal, de la que son únicos miembros los sindicatos UGT, CCOO y USO, durante la primavera del 2011. La firma del Acuerdo de Garantías y el Convenio de Grupo, prorrogado posteriormente hasta 2021, ha conllevado una pérdida general de derechos de los trabajadores, perjudicando gravemente a los trabajadores de ENAIRE con la pérdida de la condición de empleados públicos (Real Decreto 11/2011 del 30/08/2011, mediante el cual se propone que “a todos los efectos relacionados con el régimen jurídico, negociación colectiva, y contratación del personal, el personal sometido al Quinto Convenio Colectivo de la entidad pública empresarial Aena, disponga del mismo régimen jurídico que el de la sociedad mercantil estatal «Aena Aeropuertos, S.A.) para poder asignar a ambas empresas un convenio único.

 

En el caso de los aeropuertos, la complacencia mostrada con la privatización por parte de los sindicatos UGT, CCOO y USO merece una reprobación en toda regla contra las mencionadas fuerzas sindicales, los cuales pretenden hacernos hacer que nunca se posicionaron en contra de la privatización cuando todos hemos sido testigos de la campaña anti-privatización que ellos mismos orquestaron. ¿Tenemos por ello que seguir creyendo en sus palabras?

 

Ellos son partícipes, ya sea por omisión o por intentar engañarnos con convocatorias de huelga ficticias, de la enajenación, por no llamar robo directamente, de unas infraestructuras clave en el desarrollo económico del país, un patrimonio esfuerzo de todos los españoles que ponen en manos privadas a precio de saldo. En lo laboral, la salida a bolsa de AENA S.A., va a modificar profundamente los acuerdos futuros con los trabajadores de los aeropuertos, ya que tienen la excusa legal perfecta para que el convenio, que prometían que estaría garantizado hasta 2021, pueda ser denunciado por la parte empresarial… pero esto ya lo sabían cuando firmaron el acuerdo de garantías.

 

En resumen, ninguna de las organizaciones sindicales de la CSE merece la más mínima credibilidad por nuestra parte. Han demostrado que sólo trabajan en beneficio propio. La única negociación que hemos visto a nivel público desde la firma del último convenio, ha sido la que vimos en un Acta de reunión entre Sindicatos CSE y Empresas de 30 de Febrero de 2013, donde se firma la modificación del I Convenio para que los delegados sindicales de los sindicatos firmantes puedan seguir teniendo horas sindicales en los centros de menos de 250 trabajadores, y ello a costa de las bolsa de horas disponibles de los compañeros y a base de coberturas Obligatorias de Servicio, aún cuando éste acta va en contra del Real Decreto 20/2012 del 13 de Julio.

 

Pero esto no es todo. También están lanzando en los centros de trabajo de ENAIRE la amenaza de que cuando venza el actual contrato de prestación de servicios CNS entre el EPE ENAIRE y Aena S.A. ésta última pueda dar entrada a empresas privadas proveedoras de servicio CNS, tal y como ya sucedió en su momento con los servicios de Control de Torre. Mucho nos tememos en este caso que una representación conjunta genere conflicto de intereses, y que llegaos a estos extremos la balanza se decantará en contra de la minoría, o sea los pocos trabajadores de ENAIRE que pueda haber en un aeropuerto, frente a la gran mayoría de los de Aena S.A. Por otra parte, sabemos ya que los sindicatos de la CSE están tomando posiciones en las nuevas empresas proveedoras de servicios de Navegación Aérea, con lo que para ellos tan solo se produciría una transferencia de votos y delegados de una empresa a otra.

 

¿Como es posible que alguien en ENAIRE aún crea que los sindicatos de la CSE van a luchar por ellos, o que cambiarían las condiciones si éstos negociaran un contrato para los trabajadores de ENAIRE?

 

LA DEFENSA DE NUESTROS PUESTOS DE TRABAJO SE HACE DANDO UN PASO AL FRENTE, NO FACILITÁNDO A LOS QUE SON PARTE DEL PROBLEMA EL UTILIZAR EL MIEDO QUE HAN GENERADO PARA PARALIZARNOS.

 

 

SECRETARIO GENEral